Make your own free website on Tripod.com



Ok, aqui voy a escribir sobre el concierto de current 93 en la catedral de st. Olave... uhmmm... difícil, difícil, por que?..bueno, básicamente por que ha sido la experiencia musical mas fuerte que he experimentado en mi vida.

El valor de la obra de david tibet es algo aun inimaginable, el ser humano que ha escrito la música que, para mi, ha llegado mas hondo , la forma de concebir un álbum, sus letras, los cambios a lo largo de su vida reflejados en su obra, sus planteamientos, preguntas, respuestas y ante todo sentimientos, desde la mas absoluta esquizofrenia hasta el mas dulce sueno, todo esta encerrado en el maravilloso mundo de current 93, sin lugar a dudas una de las 5 bandas mas importantes de la historia de la música contemporánea en los últimos 20 anos. Y allí estaba yo, luchando para que mis pensamientos no ejercieran ninguna influencia, dejando el mundo detrás y tratando de rasguñar el momento, el gran momento, la gran noche.

Tibet escogió con gran acierto la catedral de st. Olave para exorcizar sus demonios y sus muchos pequenos y hermosos ninos. A pesar de ser llamada “catedral” es realmente una pequeña iglesia, muy antigua donde no se realizaba un recital hacia siglos según lo contó el cura que abrió con un pequeño sermón el concierto, contando un poco la historia de la catedral, el valor de la música en la religión católica y dando la bienvenida ...el principio del fin, el fin del principio.

David tibet tiene su manera muy personal, real y honesta, de entender la cristiandad, mas alla de todo lo malo que muchos de nosotros podemos encontrar en ella, el no habla mucho del tema, hace bien, pero es claro que cristo es parte muy importante en su vida desde hace unos anos, cuando por alguna razón que nadie sabe con certeza, abandono todas sus creencias thelemicas y encontró en cristo la luz interior (the inmost light), el entiende a cristo como “el gran misterio”, este sentir a ido creciendo en los últimos 6 o 7 anos para el, como lo demuestra la música que ha realizado recientemente acerca de las manifestaciones del cristo hipnagógico ante el en los últimos anos (esta grabación es de gran importancia y será reseñada próximamente aqui en el laberinto).

Siguiendo con el concierto... despues de la introducción del padre el encargado de abrir fue anthony, de anthony and the jhonsons, interpretando solo sus canciones, sus manos en el piano y su voz en la luna... es increíble, el poder de sus tristes palabras, este artista neo yorkino transforma en milésimas de segundo el espacio... su set no fue muy largo pero preciso, hermoso, otro artista maravilloso descubierto y apadrinado por tibet, quien siempre se empeñado en ayudar a quienes cree han de ser conocidos, mostrando al mundo estos seres particulares y bellos (como baby dee, cuya obra es absolutamente alucinante, ella la mas reciente apadrinada de tibet y de quien hablare mas próximamente). El siguiente en subir al… no, no escenario sino “altar” en este caso, fue backworld, bastante conocidos por quienes gustan del llamado darkfolk y muy cercanos a tibet tocaron otro corto set impresionante, bastante influenciados por los padres del movimiento (death in june y claro... c93) pero no por ello copia, hermosas canciones folk recorriendo su discográfica, quienes gustan del genero y aun no han escuchado a backworld... creo deberían acercarse a ellos… tienen, a pesar de usar elementos minimalistas, un color único, no podría explicarlo, pero backworld suenan a... y nadie suena como ellos... algo así como... trabajando un formato ya muy conocido logran encontrar un color muy propio, y para quienes gustamos del darkfolk es una oportunidad para disfrutar esta música una vez mas de otra manera.

Después del magnifico set de backworld... Silencio... Por unos... 20 minutos de impaciencia…hasta que una niña (como usualmente current93 abren sus recitales) corría al centro del altar y con mucha timidez (hermosa timidez) anuncio la llegada del fin, el apocalipsis y... el nuevo génesis!...david tibet y su vehículo llamado current 93 (o como el prefiere ahora: current ninety three).

El set de current93 fue básicamente dividido en dos, una primera parte de solo su pianista y el, recorriendo el repertorio mas reciente (soft black stars mas que todo) y despues de un receso toda la banda interpretando la música mas habitual en sus recitales. Debido a que el concierto fue realizado en una iglesia y el padre estuvo todo el tiempo en primera fila (!) Tibet cambio algunas palabras en sus canciones , palabras que probablemente podrían ser ofensivas o fuera de contexto en un lugar como este, y también por estar en una iglesia nadie podía tomar o fumar, ni siquiera tomar fotos, pero lejos de ser esto una causa de inhibición para los asistentes lo que sucedió fue que los sentidos estaban totalmente dirigidos y receptivos.
Estoy en este mismo instante escuchando “fall apart” de death in june, donde canta mi adorada rose mcdowall, esto me hace recordar que ella estaba allí en medio del publico, igual que karl blake y otros personajes relacionados con current93, es una lastima que rose no alla cantado esa noche, tal vez eso fue lo único que esperaba y no encontré, ah... y “all the pretty little horses”...no solo mi tema preferido del repertorio de c93 sino la canción mas hermosa que he escuchado en mi vida, bueno, será en una próxima oportunidad, tiene que haber una próxima oportunidad!

Momentos para resaltar del recital... tibet en el altar, solo allí pues su pianista tocaba algo escondida a un lado del altar, interpretando de manera magistral “the bloodbells chime”, “a gothic love song” y el tema final del recital, otro de mis favoritos, con backworld y c93 unidos... interpretando “in the heart of the wood”... sin palabras.


Abril 5 de 2002, londres, catedral de st. Olave... que buena noche, otra bella noche, dulces sueños arrullados por tibet...” ... go to sleep, don’t you cry, rest your head upon the clover....”
Si tienen la oportunidad de ver a c93 en vivo, cosa que no sucede muy a menudo, no pueden, no pueden pensarlos dos veces!, esto no es un concierto... uhmm... como llamarlo?...no, no hay que llamarlo, así esta mejor, sin palabras... de nuevo sin palabras.

Coma